Julio Roberto Gómez, presidente de la Central General de Trabajadores (CGT), aseguró que el Gobierno no está siendo transparente con el contenido de la reforma tributaria que haría trámite en la próxima legislatura del Congreso de la República.

Para Gómez, el presidente Juan Manuel Santos y el Ministro de Hacienda no han sido claros con los colombianos “el Gobierno Nacional ha dicho que no se va a sacrificar la reforma tributaria, ni siquiera en nombre de la paz, entonces hay un juego tramposo, vote el plebiscito y luego entonces comienza el proceso y aprobación de la reforma”.

Gómez afirmó que la reforma tributaria afectaría a los trabajadores y a la clase media y baja del país, ya que “van a poner a la población colombiana a pagar el posconflicto”.

El vocero de la CGT, añadió que “las centrales obreras hemos dicho que estamos de acuerdo con el proceso de paz, estamos de acuerdo con los mecanismos para refrendar esos acuerdos, pero no se le debe hacer trampa a la población colombiana, en eso el Gobierno debe ser transparente con la clase trabajadora del país”.

Gómez indicó que la economía de la clase trabajadora no es precisamente la mejor, recordándole al alto Gobierno su obligación con los trabajadores “que el Gobierno cumpla el séptimo mandamiento de la ley de Dios, no robar, eso es suficiente para que no necesitemos de una reforma tributaria en condiciones absolutamente inaceptables”.

Para finalizar aseveró que el Presidente y el Ministro de Hacienda deben hacer público el contenido de esta reforma, que según él sólo busca empobrecer aún más a los trabajadores menos remunerados.

Por Carolina Calderón Rodríguez

Leave a Reply