El proyecto de ley de tierras con el que se pretende poner en macha el punto agrario que fue acordado en La Habana, ha levantado ampolla en todos los sectores sociales y políticos del país. Para la derecha se pone en riesgo la propiedad privada, y para la izquierda, éste proyecto va en contravía de lo pactado entre el Gobierno y las FARC. Inti Asprilla, representante a la cámara del partido Alianza Verde habló al respecto con Otra Voz.

El proyecto que cuenta con 166 artículos y que busca avanzar en la meta central del acuerdo con las Farc, sobre las 3 millones de hectáreas para el fondo de tierras y la formalización de otras 7 millones de hectáreas, lo sacará el Gobierno vía decreto y no pasará por el Congreso de la República.

En resumidas cuentas, para el sector que apoyó el acuerdo de paz queda un mal sabor, ya que con éste proyecto se privilegiaría el derecho al uso de la tierra en los baldíos sobre el objetivo principal de dotar de tierra a los campesinos.

Leave a Reply