Foto: pulso.com

El Presidente Juan Manuel Santos y su vicepresidente Germán Vargas Lleras, podrían perder sus cargos de comprobarse el ingreso de 1 millón de dolares provenientes de la multinacional brasileña envuelta en escándalos de corrupción Odebrecht, como lo contempla la Ley 1475 del 2011 sobre partidos políticos.

El Magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), Armando Novoa García, advierte que de encontrarse pruebas de la violación del tope o reglas de financiamiento estipulado para las campañas, en este caso las campañas de reelección de Santos y presidencia por primera vez de Óscar Iván Zuluaga del Centro Democrático, la ley contempla sanciones como la perdida de la investidura en caso del ganador de la contienda y multas de devolución por reposición de votos, suspensión de la posibilidad de presentar candidato por partido y hasta la pérdida de personería jurídica del partido, para ambos.

Novoa, también ve una gran oportunidad para el CNE, «es un reto que tiene el Consejo Nacional Electoral, demostrar que tiene autonomía e independencia en relación con los partidos políticos y otros organismos de control», aseguró el Magistrado.

Además hizo un llamado a que el actuar del CNE sea «con celeridad porque la situación lo amerita, hay una expectativa enorme con el consejo».

Leave a Reply