Decenas de comerciantes informales, instalan a diario sus negocios en el sendero peatonal de Kennedy Central, que va a lo largo de la carrera 78 b sur.

Habitantes del sector y transeúntes, manifiestan su inconformidad, ya que los comerciantes al instalar sus negocios, reducen de manera significativa el sendero peatonal, causando transito lento, tumultos de personas y el aprovechamiento por parte de la delincuencia común para delinquir, con técnicas ya comunes, que van desde el cosquilleo, hasta el raponazo.

Desde Otra Voz, la comunidad hace el llamado a las autoridades distritales, para que regulen el comercio informal, de tal manera que los transeúntes del sector y los comerciantes, puedan convivir de manera organizada.

Leave a Reply