El presidente Iván Duque, lamentó la muerte del menor Sebastián Moreno ocurrida en el municipio de Caucasia y recalcó que “no queremos más niños afectados por la violencia en este país”, esto al término del Consejo de Seguridad efectuado en esa población del Bajo Cauca antioqueño.

El mandatario añadió “quiero también decirles a ustedes que nos ha dolido lo que le ha ocurrido al pequeño Sebastián Moreno, una criatura de 11 años que fue víctima en esta región y que me da a mí, como Presidente, dolor tener que referirme a su fallecimiento”.

Tras el caso del niño Sebastián Moreno y los últimos hechos que involucran a la población infantil, como  lo sucedido con la niña Génesis Rúa, violada, asfixiada e incinerada en el municipio de Fundación, Magdalena, el presidente se volvió a referir sobre la necesidad de implantar en Colombia la cadena perpetua para asesinos, violadores y secuestradores de niños.

“Yo he planteado que ya llegó el momento de aplicar en nuestro país la cadena perpetua para asesinos, violadores y secuestradores de niños. Este debate tiene que darse con la participación de las comunidades, de los padres de familia, de los gremios, de los líderes sociales, de los gobernadores, de los alcaldes”, indicó.

Indicó que en el país debe haber sanciones ejemplarizantes para quienes cometan crímenes contra los niños y puso de presente que el artículo 44 de la Constitución Política señala, entre otros preceptos, que “los derechos de los niños prevalecen sobre los derechos de los demás”.

Por último, el presidente comunicó tanto a la familia del pequeño Sebastián como a las de los otros menores víctimas de la violencia, su decisión de que los responsables de tales conductas paguen por estos hechos lamentables y estos crímenes no queden impunes.

Leave a Reply