Durante un conversatorio en la Fundación Universitaria Los Libertadores panelistas resaltaron la importancia de construir la paz de forma individual, también presentó la Beca Educación por la Paz, diseñada especialmente para víctimas del conflicto.

Hubo gran consenso sobre el significado de la etapa de posconflicto que vive actualmente el país, la necesidad de que la construcción de paz se refleje en las acciones que todos los colombianos y las instituciones para poder alcanzar la reconciliación.

En el conversatorio sobre paz y educación que realizó la Fundación Universitaria Los Libertadores, asistieron el director de la revista Semana, Alejandro Santos; el director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz, Alejo Vargas; el exdirector del programa de Reincorporación Joshua Mitrotti; y el director de la Unidad de Víctimas, Ramón Rodríguez, en el marco del lanzamiento de la Beca Educación por la Paz.

Para Alejandro Santos, director de Semana, es fundamental entender el papel de la sociedad en el proceso, para entender lo que realmente significa la reconciliación, la verdad, la reparación y la resiliencia “el posconflicto, lo resumiría como la integración de territorios históricamente victimizados y abandonados por el Estado. Es acercar dos Colombias, es entender lo que significa que las personas que han estado ahí, se les ha dado la espalda por años, y que hay que mirar cuáles son las oportunidades qué les vamos a dar”.

Alejo Vargas, director del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz, resaltó los acuerdos como un logro histórico en más de 50 años de conflicto, si bien los acuerdos no son perfectos, son un marco de referencia “hoy podemos estar tranquilos porque el presidente Duque dijo, voy a cumplir los acuerdos, pero los voy a hacer también más realistas. Este ha sido un elemento importante entro de esta transición política”.

El director de la Unidad de Víctimas, Ramón Rodríguez, destacó la importancia que han tenido los procesos de perdón realizados hasta ahora y como los impactos del conflicto han disminuido notoriamente “los hechos victimizantes han cambiado, hoy son las amenazas del narcotráfico, la minería ilegal y nuevos grupos tratando de tener el control territorial”.

Por su parte, Joshua Mitrotti, ex director de Reincorporación, manifestó que este es un proceso que tuvo un largo aliento que apenas se empieza a transitar como sociedad y que requiere de la articulación de cada uno de sus integrantes “yo creo que el país se ha transformado, seguiremos teniendo muchos desafíos y problemas por un buen tiempo y solo va a ser posible que desaparezcan, si nosotros desde nuestros hogares familias y en ese pequeño ámbito de acción empezamos a transformar las conductas”.

La Beca Educación por la Paz fue presentada durante el evento y tiene como fin ofrecer becas especialmente diseñadas para las víctimas del conflicto armado, para brindar oportunidades de educación superior a esta población en condición de vulnerabilidad.

Leave a Reply