José Andrés Romero, director de la Dian reveló lo que busca el gobierno a través de la ley de financiamiento.

El principal eje de esta nueva reforma tributaria busca una reducción del IVA del 19 % al 17 % en los próximos dos años, pero se amplía este impuesto a los productos de la canasta familiar que actualmente estaban exentos como la leche, huevos, carnes, panela, arroz, pan, queso, frutas y verduras.

Esta iniciativa que pronto iniciará su curso en el congreso no incluye cambios en el sector de la salud ni en los servicios públicos, y habría devolución del IVA a 3 millones de familias pobres.

Sobre el impuesto de renta a personas naturales de altos ingresos, que en Colombia son quienes ganan más de 50 millones de pesos mensuales, pagarían 35% e incluso 37 % y no 33% como vienen aportando.

Mientras que las empresas tendrían una reducción al 30 % de forma gradual, para bienes de capital se propone un beneficio de reducción del 50 % para el impuesto de industria y comercio, así como para el cuatro por mil.

 

Quien también saldría beneficiado es el sector agrario, ya que se plantea devolución del IVA, siempre y cuando se garantice inversiones y modernización de la maquinaria.

En el caso de la normalización de activos en el exterior tendrá una condición especial con el pago de 6,5 % para quienes declaren y además pongan sus activos en Colombia.

El gobierno con esta reforma tributaria o ley de financiamiento, como la han querido bautizar, espera tener un recaudo de 14 billones de pesos, de los cuales solo vía IVA llegaría a 11 billones.

 

Leave a Reply