Para castigar a Narciso por su engreimiento, Némesis, la diosa de la venganza, hizo que se enamorara de su propia imagen reflejada en una fuente. En una contemplación absorta, incapaz de separarse de su imagen, acabó arrojándose a las aguas. Tomado de la mitología griega.

Pues tal cual lo narra el párrafo anterior nosotros tenemos un Narciso y una Némesis. Podemos deducir del título que el Narciso es el alcalde de Medellín Federico Gutiérrez que anda enamorado de su imagen en las encuestas, se mira en ellas constantemente y aunque la ciudad este sumida en grandes problemas el no despega su mirada de allí y no para de soñar ser el próximo presidente de Colombia.

Soñar no es malo de hecho felicito al señor alcalde por perseguir sus proyectos, pero le agradecería lo hiciera después de solucionar los problemas que tenemos y que hoy están cada vez peor como es el caso de EPM por mencionar uno de los que últimamente a estado en la mesa de los medellinenses.

Al sobre endeudamiento injustificado de EPM, las inversiones “chimbas”, la información escondida de los estados financieros de la compañía, las pérdidas que hoy sin saber de casa de máquinas ascienden a 7 billones y la venta de energía futura que nadie sabe a que precio… a todo esto debemos sumar el gran escándalo del polígrafo, pues al parecer como lo decía en una de mis columnas anteriores todas las situaciones anteriormente expresadas son sólo la punta del iceberg de uno de los mayores escándalos sobre una posible corrupción o un posible detrimento patrimonial.

El escándalo del polígrafo demuestra que los empleados de EPM no están de acuerdo con que se oculte información a la ciudadanía y quieren salvar la empresa de las malas administraciones, voluntad que no ha mostrado el alcalde porque no ha sido capaz de buscar responsables y evitar sacrificar el patrimonio de nosotros los ciudadanos.

La gente en las calles ya esta preocupada por EPM, su futuro y que será de nuestra querida empresa pero el señor Narciso mirando su posición en las encuestas hace caso omiso del sentir de los ciudadanos y no se da cuenta que su Némesis lo esta llevando a caer en el lago detrás de su imagen tan espectacular.

Pero a estas alturas ya la gente se debe estar preguntando quien es la Némesis del alcalde, pues les voy contar para que ustedes saquen sus propias conclusiones. El alcalde Fico durante toda esta crisis de EPM no ha quería tocar al gerente de la compañía quien le mintió a la ciudad cuando inició la contingencia de hidroituango y quien no ha sido capaz de hacerse responsable del manejo de la compañía, del endeudamiento que ha crecido en su administración y que hoy persigue y presiona a los empleados con pruebas de polígrafo.

Pero ¿por qué es tan poderoso Jorge Londoño De La Cuesta? El señor mencionado anteriormente y hoy gerente de EPM es el dueño de la firma Invamer, esta compañia es la encuestadora quizá más aplaudida del país y la que muestra al alcalde Narciso como un tipo con favorabilidad indestronable y que alimenta su ego haciéndolo ver como el próximo presidenciable de Colombia.

Creo que después del anterior relato ya queda un poco más claro quien es la Némesis del alcalde de Medellín y porque Jorge Londoño De La Cuesta es un inamovible en las fichas del alcalde, ¿será que el alcalde por su ego está sacrificando el futuro de Medellín?
¿Será que necesita que Invamer nos siga mintiendo sobre su favorabilidad para esconder los problemas de la ciudad?

Leave a Reply