Quien fuera el comandante del ejército del ex presidente Álvaro Uribe espera ser juzgado por la Jurisdicción Especial para la Paz.

Por: Juliana Coronel

El general Mario Montoya, es hoy el hombre más condecorado en la historia en las fuerzas militares, cuenta con la máxima distinción la Cruz de Boyacá, también lleva en su espalda una pesada cruz debido a sus cuestionamientos, pues se le acusa por sus procedimientos en asesinatos de civiles, llamados falsos positivos y de violaciones a los derechos humanos.

En informes de HRW se reveló un documento en el que se leen algunas de las políticas y lineamientos que habría aplicado el general Mario Montoya durante su etapa como comandante del Ejército “las bajas es la mejor acción integral, porque potencializa la moral de la tropa, desmoraliza al enemigo y aumenta la credibilidad de la población civil en su Ejército… Las bajas no es lo más importante, es lo único… Tenemos que ir a la fija”.

Cabe recordar que el 2 mayo de 2002 le llovieron críticas a Montoya por supuesta omisión en la masacre en Bojayá, donde las Farc se enfrentaron con los paramilitares quedando la población civil en la mitad en del conflicto, los pobladores manifestaron que había omisión de las fuerzas militares a la hora de proteger la comunidad, denuncia que no prosperó.

El 16 y el 17 de octubre de 2002 se llevó a cabo la operación Orion en la comuna 13 de Medellín, en esta se generaron grandes interrogantes debido a los procedimientos del general Montoya por la actuación de su Ejército, por las supuestas ayudas de grupos paramilitares, se generaron detenciones de personas, las cuales eran señaladas a dedo por hombres encapuchados vestidos con uniformes de uso privativo de las fuerzas militares, la Personería de Medellín, manifestó que se realizaron innumerables capturas arbitrarias y detenciones selectivas de habitantes que posteriormente desaparecieron, el jefe paramilitar ‘Don Berna’ ha confesado que Orión había sido desarrollado en conjunto con los paramilitares.

El 29 de marzo del 2003, se inició la operación Mariscal, el general Montoya lidero las ofensivas contra la guerrilla de los frentes 9 y 47 de las Farc y los frentes “Carlos Alirio Buitrago” y “Bernardo López Arroyabe del Eln, pero según el Observatorio de Paz y Reconciliación de la región, el Ejército presentó como muertos en combate a 88 civiles. Siendo estos los primeros casos de falsos positivos.

En el 2008 después de haber logrado el éxito y el reconocimiento internacional con la operación Fenix y Jaque, se destapó uno de los escándalos más grandes en la historia de Colombia y que hoy son considerados crímenes de lesa humanidad. Varios jóvenes de Soacha fueron engañados haciéndoles creen iban a trabajar en el municipio de Ocaña, Norte de Santander, finalmente aparecieron reseñados como guerrilleros muertos en combate; esto conocido como los falsos positivos generó la destitución de 27 militares, por ello el general Montoya presentó su renuncia.

La vida pública de Mario Montoya está rodeada de secretos y de dudosas actuaciones, por eso es de gran importancia que se quiera someter a la JEP, para conocer la verdad en muchas de sus operaciones, el general Mario Montoya, firmó el formato para el sometimiento, así lo informó la JEP por medio de un comunicado de prensa.

Leave a Reply