Por: Jaime Zubieta Vanegas

Las alzas en las tarifas de servicios de AGUA, ASEO, ALCANTARILLADO, ENERGIA, GAS, impuestas por las empresas prestadoras de servicios públicos domiciliarios, con el beneplácito de las comisiones reguladoras responsables de establecer y autorizar los cambios tarifarios. Además, la ausencia de los organismos de control, lo mismo que la falta de representación de los usuarios, permiten establecer tarifas excesivas. En este escenario, Las alzas se aplican sin información previa al usuario y se imponen en actitud dominante por las empresas prestadoras de los servicios, afectando en forma grave los estratos más vulnerables 1,2,3.

Debemos entender que en la doctrina jurídica se prioriza el derecho a la libertad de información que comprende, simultáneamente, el de emitirla y de recibirla. En nuestro caso, se colige en la obligación de empresas prestadoras de los servicios públicos domiciliarios, de informar a los usuarios de manera oportuna y clara, no solo sobre los cambios técnicos para prestación de los servicios, sino también de manera oportuna y en especial, los costos de la prestación de los mismos, expresando los indicadores que fijan alzas, al igual que la política en subsidios o su eliminación. La Constitución del 91, consagra el derecho de recibir información veraz y necesaria, derecho que no se aplica a los usuarios de los servicios públicos domiciliarios.

De manera muy breve observemos la gestión de las empresas prestadoras de los servicios públicos domiciliarios.

ENERGÍA Y GAS, El diseño de la estructura tarifaria se determina, en el precio que debe pagar cada usuario por la energía consumida, y este precio, lo debe establecer la Comisión de Regulación de Energía y Gas CREG, bajo la vigilancia y control de la Superintendencia De Servicios Públicos Domiciliarios. En la práctica, esto no se hace en forma individual, debido a la presunta dificultad de separar los distintos costos que comprometen a cada usuario. Como consecuencia las operadoras de los servicios aplican la misma tarifa a un conjunto de consumidores que tienen caracterizas similares. Además, la Comisión De regulación de Energía Gas “CREG”, no se ha pronunciado, sobre si el criterio aplicado es viable y si responde a los principios de calidad y eficiencia, establecidos en la normatividad vigente.

SECTOR ACUEDUCTO, ALCANTARILLADO Y ASEO, En los últimos cinco años las tarifas en este sector han aumentado de manera significativa en términos reales, principalmente en acueducto, aseo y alcantarillado, el aumento ha sido superior al 200% para los estratos 1,2,3, no solo por los presuntos costos de operación, sino por el desmonte de los subsidios ordenados en la ley 142 de 1994, adicionando de forma acomodaticia los costos de ineficiencia, errores y pérdidas de agua del acueducto. En este punto específico la Comisión Reguladora estimó que el 30% del costo de agua perdida lo asuman los usuarios de Bogotá.

En los últimos años, los usuarios de Bogotá, asumieron por anualidad vía tarifas el 30%, de pérdidas de agua, aceptado por la Comisión reguladora y que corresponde a varios billones de pesos. Los usuarios soportan los incrementos tarifarios debido a cuatro clases de ajustes; Primero, Ajuste por costos de operación y de inversión. Segundo, los subsidios ordenados por la Ley 142 de 1994, y la ley 632 del 2000. para los estratos 1,2, y 3. se desmontaron en forma irregular sin considerar lo establecido por la ley. Tercero,                 actualización de precios establecidos anualmente por la CRA. Cuarto, por el 30% de la perdida de agua en el acueducto de Bogotá.

ALCANTARILLADO, Con el supuesto rezago tarifario el aumento en los últimos años en la tarifa del alcantarillado se incrementó en el 205%, para los estratos 1-2-3 y para los estratos 4-5-6 hubo una disminución considerable en el mismo periodo.  Sin embargo, se desconocen los motivos, por los cuales los periodos de transición legal para otorgar los subsidios establecidos, primero en la ley 142 de 1.994, y ampliado por la ley 632 del 2000, no se les dio cumplimiento, por el contrario, se eliminaron dichos beneficios para los estratos poblaciones más vulnerables.

ASEO, Este servicio cuya tarifa viene adicionada a la factura de Acueducto y alcantarillado, cada vez tiende aumentar sin explicaciones a los ciudadanos(as) Según algunos directivos manifestaron, que las alzas se motivaban por la estructura de costos y de mercados, siendo que las empresas que ofrecen los servicios de aseo manejan un mercado monopólico en áreas definidas en el distrito capital. Y por decisión de la Alcaldía Mayor de Bogotá.

Hasta el momento, la participación ciudadana solo hace practica en la tramitación de quejas, pero no interviene en asuntos tan importantes, como la regulación que afecta directamente en los precios de los servicios. Los usuarios o consumidores deben fortalecer su participación y hacer presencia ante las COMISIONES DE REGULACIÓN DE ENERGIA Y GAS, CREG, Y COMISION DE REGULACIÓN DE AGUA POTABLE Y SANEAMIENTO BASICO, CRA, para intervenir en las decisiones relacionadas con los modelos y mecanismos tarifarios.

Leave a Reply