En un pronunciamiento oficial el candidato del liberalismo, Humberto de la Calle, advirtió la compleja situación que se presenta en Colombia frente al cumplimiento de los acuerdos de paz y aseguro que “SE ESTÁN TIRANDO LA PAZ”.

 

En su planteamiento deja claro que existen intereses de parte de grupos políticos que no son amigos del  dialogo, la paz y que al parecer sí son partidarios de la guerra “primero, Uribe y Duque vienen construyendo un tejido de falacias y de odios que fueron conduciendo a buena parte de la población a la nostalgia de la guerra”.

En su intervención también, evidenció el poco interés que demostró el candidato Germán Vargas Lleras, cuando fue vicepresidente del premio nobel de paz Juan Manuel Santos “al Centro Democrático se unió en esa tarea Cambio Radical, con el auspicio de las vacilaciones del doctor Vargas”.

De la Calle aseguró que al gobierno nacional le ha quedado grande la implementación de los acuerdos, pero también, que: “las Farc tampoco han dado el paso de mostrar empatía suficiente con los colombianos”.

El candidato presidencial del liberalismo, frente a la figura de extradición como mecanismo de justicia, coincide con su formula vicepresidencial, Clara López, quien en un debate en Medellin, la semana pasada, aseguró que se debe recuperar la soberanía judicial, juzgando en el territorio nacional a quienes cometen delitos en nuestro país.

 

De la Calle, incluso advirtió que con la extradición lo más seguro es que las victimas no sean verdaderamente reparadas “cuando se conoció el caso de Santrich dije que si era culpable, debía afrontar su pretendida violación del Acuerdo, incluso con la extradición. Pensé que era algo aislado. Pero ante la versión de ese periódico, surgen serias inquietudes. Reafirmo que no puede haber impunidad para los miembros de las Farc, cualquiera sea su rango. Pero dados los intereses de seguridad nacional, creo que es la justicia colombiana la que debe examinar a fondo las pruebas. El análisis formal propio de la extradición no es lo que conviene. Los colombianos necesitamos conocer, evaluar y juzgar a fondo las acusaciones. Y si son culpables, deben brindar verdad aquí y ser castigados aquí por sus delitos y porque de ser ciertos los hechos, han traicionado a Colombia. Sus víctimas tienen derecho a conocer la verdad, que no queden a la deriva como ocurrió con las víctimas de los paramilitares extraditados”.

Hizo un llamado para que los representantes del Centro Democrático no continúen utilizando la guerra como bandera política y que piensen en las victimas del conflicto armado   “hoy las voces de las víctimas no son importantes para el doctor Uribe y el Dr. Duque. Invito, particularmente, al doctor Duque a que deje atrás cualquier afán electoral y  piense realmente en Colombia; lo invito a que vaya y le ponga la cara a Bojayá, al Salado, a la Chinita y a Montes de María, y les diga, frente a frente a cada una de las víctimas, como es que piensa hacer trizas el Acuerdo”.

El candidato termino diciendo “vamos para el abismo de la guerra si no corregimos a tiempo. Que no se tiren la paz!”

Leave a Reply