Luego de 30 años familiares de víctimas y  sobrevivientes de la UP, fueron reconocidos  por el Estado colombiano como personas que sufrieron el genocidio orquestado por miembros del Gobierno Nacional  y paramilitares.

“La persecución de los miembros de la UP fue eso… una tragedia que conllevo a su desaparición como organización política y causo un daño indecible a miles de familias y a nuestra democracia, esa tragedia jamás debió haber ocurrido. Debemos reconocer que el Estado no  tomó medidas suficientes para impedir y prevenir los asesinatos, los atentados y las demás violaciones, a pesar de la evidencia palmaria de que esa persecución estaba en marcha,  no podemos permitir que se vuelva a repetir la violencia sistemática en contra de los miembros militantes y sobrevivientes de la Unión Patriótica”, Juan Manuel Santos.

Por su parte la presidenta de la Unión Patriótica, Aida Avella en nombre de más de 6.500 víctimas de este partido político, recoció el gesto del mandatario.

“Este acto y el contenido de su reconocimiento, no solo contribuye  a la dignificación de las víctimas de la Unión Patriótica y del Partido Comunista Colombiano, sino que también, constituye una esperanza de respuesta a las reclamaciones  que durante más de 20 años hemos hecho ante instancias nacionales e internacionales para la protección y reparación integral de los derechos que nos han sido vulnerados, algunos de los cuales usted ha mencionado. Es una esperanza que usted como jefe de estado y máxima autoridad del poder ejecutivo, reconozca y retome lo que algunas decisiones judiciales han dicho desde 1992”, Aida Avella.

Con este acto se espera que el Gobierno Nacional, garantice la reparación y restablecimiento de los derechos políticos de la Unión Patriótica y de paso sirva para que en medio de las conversaciones de paz, los nuevos actores políticos no sufran persecuciones y nuevos exterminios.

Leave a Reply