El páramo de Sumapaz es el más grande del mundo, cuenta con grandes recursos hídricos, fauna y flora; actualmente según sus habitantes agencias que al parecer serían ilegales están promoviendo el turismo en la zona, lo que ha generado rechazo de los más de 5 mil  sumapaceños.

Yudy Villalba, líder de la comunidad asegura que las agencias estarían cobrando entre 50 mil  y 200 mil pesos por el recorrido, acción que ha desencadenado varios problemas sociales y ambientales.

Dada la bondad de sus recursos, el páramo de Sumapaz debe ser cuidado y protegido, la comunidad no niega la entrada, sin embargo exigen un mejor uso  y su conservación.

Aída Avella, presidenta de la UP y líder social y ambiental apoya a los sumapaceños y exige a las autoridades competentes una intervención pronta y oportuna.

Los habitantes de la localidad 20 han desarrollado varios plantones y reuniones con las autoridades para buscar una pronta y eficaz solución que beneficie a Sumapaz.

Leave a Reply