Según Gustavo Trejos el material probatorio que se tiene es contundente y el  General Francisco Patiño también debe ser imputado.

Las declaraciones del subintendente Nelson Giovanni Tovar, ante la Fiscalía General de la Nación, en las que reconoce que sí recibió la orden de poner un arma en la escena, por orden de un mando oficial, ratificaría la denuncia de los familiares, que siempre han asegurado que fue un falso positivo judicial.

Caso Grafitero 2

Diego Felipe Becerra, fue asesinado el 19 de agosto de 2011, y sus familiares desde entonces enfrentan una lucha intensa, para saber porque al parecer altos mando quisieron encubrir los hechos. Gustavo Trejos, familiar de Diego Felipe asegura que  abogados sin escrúpulos son   quienes han frenado el proceso.

“Nosotros tenemos material probatorio contundente, básicamente  lo que nos tiene con problemas de no tener condenas a la fecha, son las malas acciones de abogados sin ética, sin moral que se han dedicado es a hacer dilaciones en el proceso, para tratar de buscar la no condena de los coroneles… Pero yo les puedo asegurar que los coroneles van a hacer condenados de 25 a 32 años de cárcel por el material probatorio que se tiene que es contundente lo mismo que más adelante el general Francisco Patiño debe ser imputado por ese material probatorio, ya que la cúpula de generales del 2011, sabía que no existía arma en la escena del crimen”.

La familia de Felipe Becerra avala el cuarto preacuerdo  que se tiene entre el subintendente Tovar y la Fiscalía General; y  esperan que se proteja y se fortalezca la integridad del Policía que colabora con la justicia y de su abogado, porque al parecer han recibido amenazas contra sus vidas y posibles intenciones de secuestro a sus familiares.

Caso GrafiteroNo se explican cómo la Policía Nacional permite que tres coroneles implicados en las investigaciones, estén activos en la institución, por que estando uniformados pueden influir y ejercer presión en las investigaciones o incluso alterar el material probatorio.

“Los coroneles que fueron dejados en libertad por vencimiento de términos son: José Javier Vivas Báez, quien era el subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, el Coronel Nelson de Jesús Arévalo, que era el comandante de la Policía de Suba y coronel John Jarbei Peña, que era el subcomandante de la Estación de Suba”.

La familia de Diego Felipe espera que el próximo 30 de agosto sea avalado el preacuerdo por un Juez de la República, y esto permita el avance en las investigaciones.

Por Pablo Bastidas

 

Leave a Reply