Por: Pablo Bastidas

Nuevamente miembros de la Policía Nacional arremeten contra ciudadanos, esta vez contra un equipo periodístico de City Tv. Los hechos se presentaron en la estación Museo Nacional de Transmilenio, en el centro de Bogotá.

En un video quedo registrado como el uso desmedido de la fuerza, es utilizado por los uniformados, que tienen como función resguardar el orden y la convivencia, situación lejana a lo que se ve en las imágenes.

El periodista Víctor Ballestas, su camarógrafo y asistente, fueron agredidos, la golpiza desmedida y arbitraria de un grupo de uniformados que los atacaron en manada y con un actuar típico de delincuentes, ocasionó que recibieran varios días de incapacidad.

Las preguntas que surgen luego de estos hechos, están relacionadas con las órdenes que imparten desde la alcaldía de Bogotá.

¿Por qué no se permite grabar en Transmilenio? En ciudades como Medellín, lugar que sí tiene metro, es un orgullo para la ciudad que visitantes y ciudadanos registren ese lugar.

¿El alcalde Enrique Peñalosa como máxima autoridad de la policía se encarga de promover estas actuaciones? ¿Lo hace su Secretario de Seguridad?

El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, General Hoover Penilla, aseguró que lo que se espera de los uniformados es que salvaguarden la actividad de los periodistas y pidió disculpas por lo ocurrido.

Se espera que las investigaciones permitan establecer la responsabilidad de los miembros de la Policía que actuaron de forma violenta y si reciben órdenes para operar de esta forma.

Leave a Reply