Tras la reunión de los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe con el mandatario estadounidense, Donald Trump, han sido varias las voces que critican el afán de protagonismo y les recuerdan que hay un jefe de estado y cancilleres que sí tienen facultades para avanzar en las relaciones diplomáticas.

La ministra de trabajo, Clara López Obregón señaló que es “inconcebible que un expresidente desconozca una de las atribuciones principales del Presidente de la República, que es la dirección de las relaciones internacionales y que mediante misivas, visitas busque socavar no solamente las bases de nuestra institucionalidad si no el proceso de paz, que es lo que nosotros vemos como aspiración de futuro, de construir una patria mejor para todos nosotros. Debo rechazar esa actitud del expresidente de la Republica, porque está politizado las relaciones exteriores, está prácticamente invitando una injerencia, una intervención foránea en los asuntos del país”.

Clara López sostuvo que estas acciones del ahora Senador Uribe, son un plan desestabilizador que no le conviene a la república.

Por su parte, el senador del Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda también rechazó la visita de los exmandatarios colombianos al presidente Donald Trump catalogándola de desleal y de querer calumniar el proceso de paz.

Lo que no está bien y que es desleal con Colombia es salir a darle a la opinión pública en otros países una visión distorsionada del proceso de paz, acudir a la mentira y el engaño como se ha hecho en Colombia para calumniar el proceso de paz. Acá en Colombia hemos visto un proceso en el cual la guerrilla de las Farc ha venido surtiendo una serie de pasos para convertirse en una organización política legal, hay un cese bilateral de hostilidades que ha ahorrado la vida de miles de colombianos. Hay un proceso en el cual las víctimas van a tener por primera vez oportunidad abierta de buscar la verdad y la justicia. Entonces por supuesto que salir a decir al mundo internacional que en Colombia lo que hay es una toma del gobierno por parte del castrochavismo es ni más ni menos que una acción apátrida que es desleal con Colombia”.

A estas voces, se ha unido también la del vicepresidente, el general (r) Oscar Naranjo.

 

Leave a Reply