En la Corte Suprema de Justicia, el senador Álvaro Uribe Vélez impidió que nuestro director y periodista Pablo Bastidas lo grabara, bajándole con su mano el dispositivo móvil desde el cual hacia la grabación, minutos antes de la audiencia por los señalamientos que realizó el expresidente contra Canal Capital.

A esta hora se realiza la diligencia judicial contra Álvaro Uribe bajo total hermetismo y no dejaron entrar a la prensa. Al parecer, el Magistrado que lleva el caso ordenó que no se permitiera grabar, incluso, no dejaron entrar celulares a la sala. La citación se realiza por las injurias y calumnias que Uribe lanzó contra Canal Capital, al asegurar que era un medio servil al terrorismo. Esto sucedió cuando el senador Iván Cepeda, realizó el debate de control político por los posibles nexos de Uribe Vélez con los paramilitares.

Tras esta audiencia, el Senador tiene otra en la que deberá responderle a las madres de Soacha, porque llamo a sus hijos delincuentes.

Cabe recordar, que no es la primera vez que el expresidente agrede a la prensa, sobre todo a quienes en ejercicio del periodismo han cuestionado y sacado a la luz pública verdades que al exmandatario le incomodan, como el caso del columnista de El Espectador Yohir Akerman, que hasta la Fundación para la Libertad de Prensa – FLIP indicó que el ahora Senador estigmatiza a los periodistas.

También, ha perseguido a periodistas como Hollman Morris y Daniel Coronel.

Por: Carolina Calderón Rodríguez

 

Leave a Reply